La madera en la Construcción


La madera, eterna compañera del ser humano, se puede considerar como la materia prima que, a través de los siglos, ha incidido en un mayor número de sectores de empleo como pueden ser la construcción, decoración, mobiliario, etc. Esta materia prima tan bella como apreciada es perecedera; por eso, es necesario aplicar un tratamiento protector adecuado contra los enemigos naturales que actúan como agentes destructores a los que está expuesta. Se consigue así que la vida útil de estas maderas dependa, en gran parte, de la resistencia y capacidad de tales elementos frente a estos agentes destructores. Es decir, una protección que cubra prácticamente todas las zonas donde pueden actuar.